i need YOU to believe in ME

9 may. 2010

Sueño.


Te veo dormida, se que eres tú. Tu cabeza castaña apoyada sobre la
mesa, y tus parpados del color de la nieve cerrados sobre tus verdes ojos.
Un mechón de pelo cae sobre tu nariz, y se sienten volar a causa de tu acompasada respiración. Tu brazo tapa la mayor parte de tu cara y tus delicadas manos se apoyan sobre ellos.
Hay gritos a tu alrededor, pero parece no importarte; tu respiración sigue siendo la misma.
Estas sumida en tu mundo, tu lugar, imaginándote que lo que deseas se hace realidad.
Como te gustaría abrir los ojos y ver aquello que te resulta difícil de conseguir; aquello que ves lejos...pero tienes esperanza de algún día poder llegar.
Aunque sabes que cuando abras tus ojos la realidad será cruel, prefieres permanecer en tu mundo y desilusionarte al despertar. Porque soñar es lo que te aleja de la crueldad, de la verdad, de la desilusión, de la rutina...y aunque sabes que solo es un sueño, lo prefieres, lo anhelas, lo necesitas.
Tu rostro dibuja una sonrisa; si, ya estas dentro de tu ilusión, dentro de aquel sueño. Imaginando que él llega y te toma la mano, diciéndote que ya no te alejes...
Podrías permanecer así mucho tiempo...pero sabes que no puedes.
Te veo despertar y gestualizar lo que ves ahora...porque sabes que
nada se compara a eso que amas.
Porque una persona, es tu sueño.

4 may. 2010

+.No te alejes de m i .+


No te alejes de mi, no te vallas, no dejes que todo duela tanto, sácame de acá y dame fuerzas, necesito seguir.

Toma mi mano, no me dejes caer, te lo suplico. Tironea de ella, aléjame del dolor y de los demás, no dejes que me consuman.

Corramos, que no nos alcancen, escondámonos en la oscuridad de un pequeño callejón, en donde yo pueda ser yo, sin escuchar por un momento los gritos de quienes me necesitan.

Sentémonos y no me hables, solo dame tu mano y permanece a mi lado. No, no estés mal por mi, el dolor debe ser solo mío; no sufras.

Deja que mis ojos lloren y que me duela el pecho, pero no escuches, no escuches mis sollozos.

Déjame callar por un rato e inclinar mi cabeza mientras mis lágrimas cambian de ángulo.

No digas nada, solo permanece y no me dejes. Pero tampoco sufras por mi, porque solo vi la realidad y se que algún día todo desaparecerá.

Natalia ®